Plantas en interiorismo

Las plantas son algo que siempre deberían considerarse en interiorismo. Las plantas son conocidas por hacer el entorno más vivo, y de hecho ayudan con la productividad, y ayudan a la gente a recargarse a través de la energía que transmiten. El hecho de que quieras usar plantas o no puede deberse a tu experiencia (cuántas murieron en tu habitación, apartamento o espacio personal). Las plantas necesitan mucho cuidado, sobre todo si han de verse vivas y energéticas.

Plantas que encajan en ambientes cálidos

Hay varios tipos de plantas que encajan en ambientes más cálidos, y estas son habitualmente plantas desérticas. Los cactus y pequeñas palmeras realmente encajan en ambientes cálidos. Lo bueno de estas plantas es que no requieren muchos cuidados ya que son originarias de áreas secas. Encajan muy bien si tienes un espacio personal en una zona muy cálida, casi desértica, para obtener lo mejor de la planta. Estas plantas desérticas habitualmente tienen un color oliva tenue, e incluso hay algunas que tienen colores más abstractos como marrón o burgundy. Algunas de las plantas para mantener en interior en ambientes cálidos son: Myrtillocactus, Gymnocalycium y Cleistocactus winteri.

Plantas para ambientes fríos

En ambientes fríos es más eficiente tener plantas más verdes, que pueden reducir el espacio. Estas plantas funcionan muy bien en crear más luz, haciendo el ambiente que parezca más cálido. Alguna de las plantas que realmente crean una atmósfera relajante es por ejemplo la Alocasia, conocida también como la Oreja de elefante. Es una planta con mucha textura y hace mucho contraste entre el verde oscuro y un tono verde claro. Otra planta increíble para un entorno frío es la Sansevieria trifasciata, conocida como la Planta serpiente. Esta planta es una de las más fáciles de mantener en casa, y es muy bonita. Tiene un buen contraste entre verde oscuro y un tono amarillento.

Mantener las plantas vivas

Para las plantas de tipo cactus es importante que estén en un entorno donde haya mucha luz natural. No necesitan mucha agua, y principalmente solo un poco de suelo húmedo. Es mejor regarlas una vez a la semana en verano, y una vez cada dos o tres semanas en invierno.

Mantener plantas como la Alocasia o la Planta serpiente vivas requiere un poco más de tiempo. Es mejor si éstas están expuestas a la luz, ya que las dos se pueden adaptar al sol directo. Es mejor reducir su regadío en meses de invierno, y el resto de meses regarlas cada tres o cuatro días.