Interiorismo moderno

El interiorismo de un espacio personal o un entorno puede ser extremadamente difícil. Encontrar el estilo perfecto no es lo más fácil ya que invertir en interiorismo puede ser muy caro. Un estilo y fácil y minimalista puede ser el estilo moderno. Este estilo de diseño es muy simple, desde los colores, los materiales hasta llegar a la iluminación.

Colores en el interiorismo moderno

En este estilo de interiorismo no hay muchos colores entre los que elegir. Como colores principales la gente usa el negro y el blanco, u otras sombras derivadas de ello, como tonos de grises. Como colores secundarios que se usan para balancear se encuentran el beige u otros tonos de marrón, mezclados con verde.

Material

El material en el interiorismo moderno puede ir desde elementos de madera rugosa hasta elementos de madera lisa o metales. Aunque la mayoría deban ser lisos y simétricos y deban tener un aspecto pulido y limpio, algunos elementos pueden ser rugosos, ásperos o envejecidos con el fin de sobresalir un poco. El material para los elementos de aspecto limpio debería ser algo desde madera pulida, con pintura, hasta metal, el cual también es liso.

Iluminación

Tener una buena iluminación en interiorismo moderno es realmente la clave para dominar este estilo. Las ventanas grandes realmente ayudan en este aspecto ya que la luz natural es la mejor con la que trabajar. Otra forma de conseguir más luz es a través de espejos y lámparas. Las lámparas cálidas quedan mejor en el estilo, se pueden enlazar con espejos cercanos para reflejar la luz. Estas fuentes de luz han de ser de mucha energía ya que se necesita mucha luz para mantener la estética moderna.

Resumiendo, para tener una estética moderna lo básico es tener colores simples y llanos, mezclados con los materiales correctos. Estos deben ser cualquiera entre madera pulida hasta metal, para mantener el aspecto simétrico. La iluminación también es extremadamente importante ya que realza el aspecto moderno.