Diseñando una habitación para niños

Diseñar el interiorismo para un niño o niña realmente depende de si debiera ser una temática más para niños, más neutral o más para niñas. Obviamente la edad también es un factor importante, ya que cambia el interés de los niños a lo largo del tiempo. Simple, limpio y moderno es lo más común para niños y niñas. Es importante buscar colores, accesorios e iluminación.

Colores, accesorios e iluminación para la habitación de un niño

Los colores en la habitación de un niño no han de ser los estereotípicos azul, verde o negro. Puede ser cualquier color en un rango desde sombras oscuras hasta claras. El consejo para el color es tener un sombreado claro como el blanco, azul bebé o amarillo, que es predominante sobre el resto de colores de la habitación. Estos colores generalmente dan una sensación más cálida a la habitación, lo cual es perfecto para niños y niñas.

La iluminación es también un factor clave en la habitación de un niño o una niña. Ya que los niños pasan mucho tiempo leyendo, escuchando música y siendo creativos, es importante que haya mucha luz disponible. La luz artificial también es importante, ya que define cómo de iluminada está una habitación cuando no hay más luz natural. Una buena lámpara de escritorio y algunas tiras LED son una forma genial de añadir luz artificial. Si el color de la luz es cálida encaja perfectamente en la habitación de un niño.

Los accesorios son importantes en la habitación de un niño. Hay varias cosas que pueden usarse para llenar espacios vacíos, como posters, fotos o incluso espejos. Los posters son geniales para los más jóvenes porque les permiten ver a sus dibujos animados o recuerdos favoritos. Las fotos también son un accesorio muy bueno para guardar recuerdos en una pared, hace que una habitación se vea más acogedora y cómoda. Los espejos también son un buen accesorio ya que pueden reflejar la luz, y vienen genial para que se miren en él.